Un trabajador en la planta de Stellantis, en Zaragoza, Aragón (España). Fabián Simón / Europa Press (Foto de ARCHIVO). 14/10/2022Fabián Simón (Europa Press)

El Instituto Nacional de Estadísitca (INE) ha certificado este viernes la enorme fortaleza del mercado laboral español. La economía española ganó 783.000 nuevos ocupados en 2023, según los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) correspondientes al último trimestre del año. Esta ganancia, marca un nuevo récord de personas trabajando en España en 21.246.900 trabajadores y constata el vigor de un mercado laboral que finalmente no ha materializado las señales de debilitamiento que dio en algunos momentos del ejercicio. Solo en 2021, debido a la recuperación tras la crisis del covid, se superó esta cuantía (840.600), pero lo anómalo de aquella situación, convierte al dato de 2023 en récord de empleo en un año para España. Al tiempo, el número de parados se redujo el pasado año en 193.400, con lo que la tasa de paro oficial con la que cerró España en 2023 bajó al 11,7% de la población activa.

Esta tasa de paro no se ha reducido aún más pese a la fuerte creación de empleo por otra buena noticia registrada en el comportamiento del mercado laboral el pasado año: el aumento de la población activa en 600.000 personas. Este indicador que había superado en el trimestre anterior, por primera vez los 24,12 millones de personas, es también un reflejo del dinamismo del mercado, porque una de las causas por las que suben los activos es que la buena marcha general de la economía y el empleo activa a trabajadores que no tenían empleo ni lo buscaban. Aunque puede tener otras causas menos positivas como es que la pérdida de poder adquisitivo, que se ha seguido registrando —aunque en menor medida que en años anteriores— haya llevado a una parte de estos inactivos a querer tener un empleo y a buscarlo, lo hayan encontrado o no.

Una de las primeras cosas que se observa en el comportamiento del mercado laboral el pasado año es el fuerte tirón dado por el empleo ocupado por extranjeros, ya que del total de nuevos ocupados, 449.300 fueron españoles y los 355.500 restantes provenían de fuera de España. Esto significa que casi la mitad del nuevo empleo (el 45,5% fue ocupado por extranjeros). De esta forma el empleo se ha disparado casi un 11% anual entre los extranjeros frente al 2,5% que ha avanzado entre los españoles.

En cuanto al reparto por género, se creó más ocupación entre las mujeres (437.200) que entre los hombres (355.500), lo que dejó al empleo femenino a las puertas de superar por primera vez en la historia los diez millones de trabajadoras (9,92 millones).

Además, estas primeras cifras que se conocen de la EPA —que es la estadística oficial con la que se mide el empleo español en Europa— corroboran el aguante que ha tenido el mercado de trabajo español el pasado año, algo que ya fue adelantado recientemente por otros indicadores como los datos del registro de la Seguridad Social, que contabilizó medio millón de nuevos trabajadores afiliados al sistema y de las oficinas públicas de empleo donde se contabilizaron 130.000 parados registrados menos. No obstante, en el último trimestre, como suele ser habitual, el mercado perdió 19.000 ocupados, aunque el paro sí bajó 24.600 personas, hasta 2.830.600 desempleados.

Este buen comportamiento del mercado laboral no llega por sorpresa. De hecho, el recientemente nombrado ministro de Economía, Comercio y Empresa, Carlos Cuerpo, aseguró en una de sus primeras intervenciones que España “está creciendo básicamente gracias a un mercado laboral muy fuerte y a un sector externo sólido”. Esa fortaleza es la que recogen en parte los datos de la EPA conocidos este viernes, entre los que también llama la atención el buen comportamiento del empleo indefinido, por segundo año consecutivo tras la aprobación de la reforma laboral que entró en vigor a principios de 2023.

Sigue toda la información de Economía y Negocios en Facebook y X, o en nuestra newsletter semanal

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance.

RECÍBELO EN TU CORREO